1_web19.jpg
 

75 AÑOS DEDICADOS A LAS DELICIAS DEL PALADAR

Los mejores caracoles de madrid  

× desde 1942 ×

 
 

Localizado en el famoso barrio de La Latina, "Casa Amadeo. Los Caracoles" es un referente castizo indispensable en cualquier ruta de tapas...

Fotos: C. Lanáquera - internet

 

El Rastro despierta en el corazón más castizo de Madrid. Casi 100.000 personas pueden acudir cada domingo a uno de los mercados al aire libre más grandes de Europa. El Rastro de Madrid tiene además una raíz histórica que se remonta a los siglos XV y XVI, con el comienzo delas actividades comerciales vinculadas a los “ropavejeros” así como a los curtidores de pieles y tenerías que se afincaban en las calles cercanas a los antiguos mataderos municipales y a las fábricas. Cronistas de la época afirman que la denominación de “Rastro” está vinculada a los rastros de sangre que las reses dejaban en las calles en el traslado para su venta al por mayor. El asentamiento del mercado moderno, con su crecimiento espontáneo ya estaba establecido en el siglo XIX. 

La evolución del mercado durante casi 400 años ha dado lugar a uno de los espacios de comercio más extraordinarios del viejo Madrid el cual ha fascinado a escritores, artistas, cineastas y también a fotógrafos de todo el mundo.

Gastronómicamente hablando, en el Rastro se esconden los mejores sabores del viejo Madrid. En la Plaza de Cascorro, Amadeo sirve en su taberna, Casa Amadeo, los caracoles más famosos de Madrid desde 1942, basados en una receta familiar. callos, oreja, zarajos, torreznos... y un largo etc de delicias derivadas del cerdo principalmente, Buen vino de Rioja, cañas tiradas con esmero y un bacalao rebozado acompañado de la compañía entrañable de Amadeo, un joven de 87 años que no duda en regalarte un consejo como ofrecerte un chusco de pan como fin de fiesta. Para darse un capricho y comerse Madrid.

Casa Amadeo, a popular post-Rastro stop. Its specialities include the famous snails in spicy sauce, knuckle of ham, and zarajos, the lamb's intestines wrapped round sticks without which your Madrid trip would not be complete.

 
abc
 
 "Los Caracoles" Incluido en el libro "EL BAR. HISTORIAS Y MISTERIOS DE LOS BARES MÍTICOS DE MADRID"

"Los Caracoles" Incluido en el libro "EL BAR. HISTORIAS Y MISTERIOS DE LOS BARES MÍTICOS DE MADRID"

 
 
 
abc
 

TELÉFONO

(91) 365-9439

LocaLIZACIÓN

Plaza de Cascorro 18
28005, Madrid

HoRARIO

Lun-Dom 11:00 –23:00
Horario ininterrumpido
Disponemos de Terraza

 

"Diario de Burgos" 27 de septiembre de 2017. Portada y doble página con entrevista a Amadeo

 
bebidas_new3.jpg
 
 
 
 'Manolas y Manolos': Amadeo © Antonio Arcaro

'Manolas y Manolos': Amadeo © Antonio Arcaro

¿Lo mejor de la cocina?: La salsa! ¿Lo mejor de la vida?: La salsa! ¿Lo mejor del amor?... Pues la salsa!!
— Amadeo
 
De la panza... viene la danza
— Amadeo
 

historia

Amadeo llega a Madrid desde su pueblo natal Adrada de Haza (Burgos) con 10 años, en el año 1939. Se instala en casa de su hermana Nica que, como él dice, ya estaba establecida y se inicia como aprendiz de taberna en la calle Toledo nº90.

En esta época las comidas que se servían eran potage, merluza fresca, pollo en pepitoria, huevos fritos, carne....y mucho vino. Al principio a Amadeo, que provenía de la simplicidad campesina, no le gustó nada Madrid; sin embargo, reconoce que todo este mundo le deslumbró y le deslumbró para bien. Pasó de no comer apenas a tener siempre dos huevos fritos en la mesa. También echaba de menos a su madre pero no como ahora, nos aclara, entonces no existía el mimo "echaba de menos mi libertad, me cortaron el ala y pasé de volar libremente a volar limitadamente". Entonces Amadeo no tenía salario, vivía como él dice "familiarmente" (tenía comida y cama).

Con 13 años (año 42) Nica, la hermana de Amadeo, le traslada a la taberna "el 15 de Cascorro" con Manolo y María, los dueños de la misma. María y Manolo le tuvieron como aprendiz-interno por 50 pesetas al mes, más cama y comida.

Cuando muere el señor Manolo, Amadeo tiene 15 años y la viuda decide vender la taberna. Amadeo habla con su hermana Nica para ver si ellos pueden continuar y ésta, a través de préstamos, consigue hacerse con la taberna. Amadeo junto a su cuñado Gabino pasará mucho tiempo al frente del "15 de Cascorro". Ésta era una taberna de las de entonces, mucho aguardiente por la mañana, té, vino, alguna aceituna...a la larga algo de bacalao. Nos cuenta Amadeo que en esta época había rastro todos los días.

Años más tarde, vienen a trabajar a la taberna su madre Bonifacia y su hermana Valentina y ellas empiezan a incluir nuevas raciones entre las que se encuentran "LOS CARACOLES" que entonces se hacían con ajo, perejil y cebolla.

Amadeo se casa con su mujer Santa el 3 de julio de 1958 y durante 8 años viven en la casa que hay encima de la taberna. Poco a poco van a más con la receta de los caracoles y le van dando nuevos alicientes: jamón, tocino...hasta llegar a la receta de hoy. Amadeo cuenta: "En la posguerra este barrio era un poco kasba y el ambiente era lamentable, hambre, miseria y compañía, chorizos, peras y prostitución, me influyó porque me quedé al frente de la situación, obligao te veas, aprendes a luchar y a sobrevivir, muchas cosas aprendes en el aula y en el texto pero...¡y lo que aprendes en directo!"

Treinta y ocho años después de llegar al 15 de Cascorro, Amadeo pasará al 18 de Cascorro como propietario, y esta taberna llevará el nombre de "Los Caracoles". Aquí viene gente de todo el mundo a probar los caracoles del tío Amadeo, con su receta mágica, una receta que se ha ido enriqueciendo con los años....

Amadeo lleva activamente trabajando 75 años como tabernero, es padre de 7 hijos, tiene 8 nietos y mucha gente que le quiere...Nos cuenta que una de las cosas más importantes que se lleva de esta grandísima experiencia de vida es que "No hay árboles sin nudo, todos tenemos defectos"

 

 
 
 

vídeos


 

"Amor" de EICTV

 

Andrew Zimmern y Amadeo desde minuto 22. 50 segundos

 
 
 

TELEMADRID

 
 
 
El esperanto de la humanidad es la amabilidad, la amabilidad es amor... y amor es vida
— Amadeo